08 Ene 2015

Estrategias de marketing online en tiempo de crisis

A la hora de definir estrategias de marketing online en tiempo de crisis, el marketing online pone a disposición de las empresas un ingente número de posibilidades y muchas de ellas no exigen un gran desembolso para su ejecución. Se trata del marketing low cost, una solución perfecta para pymes y emprendedores que cuentan con un presupuesto escaso para desarrollar una adecuada planificación de marketing digital.

Estrategias de marketing online en tiempo de crisis
Estrategias de marketing online en tiempo de crisis

Considerando la importancia que han alcanzado las nuevas tecnologías en España (y en el resto del mundo), ya no resulta concebible desarrollar un negocio tradicional sin una buena estrategia de marketing online que lo apoye. De hecho, muchos negocios tradicionales se encuentran realizando actualmente el tránsito del off al online debido a los grandes beneficios que reporta una adecuada presencia en la red. Algunos simples consejos pueden ayudar a mejorar el posicionamiento y notoriedad web, así como la experiencia del usuario que visita la página:

1. Descripción adecuada de metaetiquetas: cada URL del menú o submenú de un sitio de Internet posee una función diferente. Por ejemplo, crear una página para hablar de la \”Misión\”, \”¿Quiénes somos?\” o \”Historia\” exige necesariamente que, en el link, se contenga dicha información sin acentos y separando cada palabra por guiones.

2. Marketing de contenidos: se trata de la estrategia por excelencia del denominado marketing en crisis o de guerrilla debido a la escasa inversión que exige y los beneficios que reporta. La publicación de contenidos únicos, exclusivos y de alta calidad constituyen el eje central de una buena estrategia de posicionamiento (SEO). La creación de artículos de revista especializados y segmentados adecuadamente a un público objetivo genera fidelización y engagement. Basta con moderar adecuadamente y poner a disposición de los lectores o clientes potenciales la mejor selección de noticias y tendencias del sector para obtener referencias y enlaces (backlinks) de otras webs.

3. Campañas atractivas y con gancho: no hace falta regalar coches de gama alta, sueldos vitalicios o viajes a una isla paradisíaca con los colegas. Si bien es cierto que campañas de estas características suponen un reclamo innegable, también se pueden diseñar \”Llamadas a la Acción\” (CTAs o Call to Action, en inglés) con escaso presupuesto. El sentido del humor, la ilusión, el optimismo y la positividad son las mejores armas con que las empresas cuentan para motivar las conversiones y transmitir su mensaje al público objetivo.

4. Redes sociales: no existe nada mejor que crear e interactuar con una comunidad online. Fomentar su participación, suscitar preguntas y generar debates suponen la clave del éxito para aumentar el número de seguidores y conseguir un efecto \”boca a boca\”. Cada plataforma se halla especialmente destinada a tareas específicas. Por ejemplo, LinkedIn o Xing se presentan como las mejores para promocionar el lado corporativo; Facebook y Twitter son idóneas para viralizar publicaciones; YouTube, contenidos audiovisuales, e Instagram y Pinterest, para promocionar la compañía a través de imágenes fotográficas.