Categorías del Blog

    Si deseas consultar un artículo de un tema o categoría concreta entra en: Categorías del BLOG DATADEC.

     

    Subscríbete a nuestro Blog

    Si te parecen interesantes los contenidos de nuestro Blog, puedes subscribirte gratuitamente y te enviaremos todas las novedades que publiquemos.

    11 May 2020

    6 FASES HACIA LA INDUSTRIA 4.0

    6 fases industria 40*

    La cuarta revolución industrial se caracteriza por el efecto disruptivo que la aplicación de la tecnología y la ciencia tienen en la industria. Esta aplicación de las nuevas tecnologías da como resultado nuevas formas de entender cada modelo de negocio y de tratar y generar la información que, a resultas, crean nuevos modelos de organización y procesos productivos. La industria 4.0 hay que situarla en la interacción de la tecnología, la ingeniería y la generalización del “data science”.

    *Foto de Fondo creado por nikitabuida - www.freepik.es

    Para entenderlo mejor podemos imaginarlo como una sociedad aparte donde los dioses creadores serían los informáticos, los sabios serán los analistas del Big Data, el entorno y el ecosistema sería el IoT (Internet de las cosas) y sus habitantes los productos inteligentes con softwares incorporados. Productos que gracias a sus sensores captan información de su entorno, se comunican entre sí, estén donde estén y que toman decisiones propias y descentralizadas.industria_4_0

    Estos productos pueden ser máquinas industriales que actuarán de la misma forma, pero incorporadas al sistema productivo de fábricas inteligentes. Máquinas que se gestionan y que se comunican máquina a máquina requiriendo sólo de atención humana prácticamente para su mantenimiento (por ahora). Máquinas comunicadas con el mundo digital que pueden reconfigurarse para flexibilizar la cadena productiva a niveles nunca vistos adaptándola en tiempo real a las necesidades de cada cliente y con el máximo de calidad posible al mínimo coste.

    Pero aún no estamos ahí, estamos comenzando el camino y para llegar a su destino final la sociedad y el mundo industrial tienen que recorrer un camino no demasiado largo pero que tiene sus fases.

     

    Fases hacia la industria 4.0

    En su libro "La Industria 4.0 en la sociedad digital" de Antoni Garrell y Llorenç Guilera, definen diez fases que la industria debe acometer para lograr el ansiado objetivo de transformarse en Industria 4.0. Nosotros hemos reducido esas fases de diez a seis para una mayor concreción. Estas fases son: 

     

    • Fase 1. Completar la integración digital.


      El paso previo a la integración digital de la empresa es la informatización global. Informatización como flujo automático de datos entre todos los procesos que el producto o servicio necesita. Toda la información generada debe serlo en soporte digital y es imprescindible que fluya desde y hacia los puestos de trabajo digitalmente.

    • Fase 2. Maximizar el binomio productividad-calidad.


      Es decir, transformar la información en conocimiento. Como hemos explicado en posts anteriores
      la tecnología no lo es todo. Sobre todo, la tecnología en sí no es garante de que seamos capaces de alcanzar el máximo de la capacidad productiva que dicha tecnología sea capaz de ofrecer potencialmente. Estos autores sugieren que el éxito reside en poner el flujo de información que acompaña o constituye los procesos como eje central a optimizar para así lograr el cumplimiento estricto (…) de los requisitos predefinidos del producto”. El objetivo es evitar los costes de su no cumplimiento alcanzando así el máximo del binomio calidad-productividad.

      Dicho de otra manera, conseguir que la información se convierta en conocimiento al alcance y servicio de todos para configurar una cultura empresarial de calidad y productividad que minimice errores y aumente las posibilidades de acierto en la toma de decisiones.

    • Fase 3. Automatizar el conocimiento en los procesos productivos.


      Servirnos de la inteligencia artificial para automatizar el know-how de la empresa en sus procesos productivos de manera que la toma de decisiones sea automática. Para ello es necesario que las máquinas estén interconectadas (entre sí y con otros sistemas como el MRP) y dialoguen para autorregularse en función de lo que estén produciendo, solucionando situaciones imprevistas o solicitando su propio mantenimiento.

      Se trata de reducir, no de eliminar el papel del ser humano en ciertas cuestiones en las que la máquinas sea más eficaces y eficientes (como se ha hecho siempre solo que ahora trasciende el mero trabajo manual), ya que la verdadera ventaja de este sistema es que la inteligencia humana sea capaz de combinarse con la artificial aportando criterio, visión global y nuevas formas de resolver situaciones concretas aumentando así el know how, la celeridad en la toma de decisiones y en definitiva optimizando todo el proceso productivo. 

    • Fase 4. Dar soporte al producto en su ciclo completo de vida.


      Con un objetivo muy claro, satisfacer al cliente y mejorar el producto para que siga satisfaciendo al cliente, haciéndole partícipe en esas mejoras.

      Se trata de interconectar a creadores, diseñadores y usuarios con el fin último de que se retroalimenten para mejorar todas y cada una de las fases del ciclo de vida del producto, desde las campañas de marketing al soporte técnico, alcanzando más allá de su vida útil, es decir, tener previsto desde el principio qué haremos con el producto una vez haya cumplido su ciclo de vida.

    fases hacia la industria 4.0

     

    • Fase 5. Establecer la estrategia smart a medio plazo: diseño y seguimiento del smart product mas allá de su vida útil.


      Hecho lo anterior habremos logrado convertir nuestras organizaciones en empresas inteligentes por lo tanto el paso siguiente consistirá en definir los pasos a seguir para transformar los productos o servicios en smart products. Según Antoni Garrell y Llorenç Guilera eso significa dotarles con capacidad de interacción y con identidad propiarediseñando los existentes o creando unos nuevos.

      Nuestros productos entrarían en la fase de desarrollo del IoT (Internet de las cosas), productos interconectados entre sí directamente o a través de la nube, que interactúen entre ellos y con los usuarios. De esta manera fabricantes y usuarios podrán empezar a disfrutar de las ventajas del IoT como la trazabilidad absoluta y total de cada producto en todas sus fases, o la posibilidad de que los smart products podrán mantenerse, repararse y actualizarse a distancia.

      Se termina con la cultura de usar y tirar”. Alcanzar al producto más allá de su vida útil es una obligación que se refiere a definir con antelación e implantar con posterioridad una segunda vida útil para todo, ya sea, transformando productos actuales en inteligentes ya sea su reutilización como materia prima. Las industrias 4.0 y sus productos deben hacer tender a cero su impacto en el planeta para ser cien por cien sostenibles.

    • Fase 6. Gestión colaborativa y en tiempo real de todos los agentes implicados.


      Una vez alcanzado el objetivo de fabricar productos y servicios inteligentes en industrias inteligentes, el siguiente paso es colaborativo. Deberán establecerse nuevas normas del juego, nuevos pactos colaborativos, implicación de todos los agentes de la cadena de suministro y de todos sus procesos para recopilar y cotejar la mayor cantidad de información posible procedente de clientes, mercado, tendencias, stocks, ventas, previsiones de costos, de materias primas, energía, logísticas, etc.

      Es decir, recopilar la mayor cantidad de información generada posible para apoyar a la toma de decisiones (Decisión Support System). Inteligencia humana y artificial colaborando para mayor beneficio de todos los agentes implicados.

    Conclusiones

    Las fábricas inteligentes podrán servirse de las cadenas de suministro inteligentes, es decir, con comunicaciones extremadamente ágiles y redes colaborativas a nivel global interconectadas en tiempo real. Eso les permitirá decidir, por ejemplo, qué procesos externalizar y qué procesos estratégicos asumir en casa. ¿Igual qué ahora? No, de ninguna manera. Estos procesos externos no deberán estar “asignados” sino que podrán decidirse en base a la capacidad productiva disponible de una serie de proveedores acreditados que publicarán esta capacidad para captar clientes. A su vez, estas fábricas inteligentes serán tan flexibles que sus cadenas de producción podrán atender una variedad de productos y gamas nunca vista y a una calidad y coste sin precedentes. Todas estas interacciones serán del todo imposibles sin una cadena de suministro inteligente, hiperconectada, visible, transparente y extremadamente eficaz, eficiente y flexible.

    En este sentido cada fabricante requerirá soluciones de software personalizadas, acordes a sus posibles necesidades de producción, quizá en ocasiones interese externalizar un servicio como el de ingeniería o diseño y en otras directamente un proceso productivo y cada empresa deberá personalizar sus sistemas informáticos para que sirvan a sus necesidades particulares. 

    Por otra parte, la industria 4.0 deberá ser absolutamente sostenible. Hoy sigue siendo una cuestión s moral que legal, pero a medio plazo, será una cuestión vital y por tanto ese orden se invertirá y como siempre y hablando en términos estrictamente económicos, la compañía que no se anticipe, sufrirá. Los clientes de la siguiente generación no serán tan benévolos con estas cuestiones como lo son todavía la generación de hoy. 

    Ciencia, tecnología e ingeniería aunarán esfuerzos para crear productos, servicios e industrias con innovaciones disruptivas que mejoren la vida de la sociedad sin destruir el planeta. De otra manera sería absurdo que pretendiéramos calificar a nuestras empresas, a nuestros productos y a nosotros mismos como inteligentes”. 

     

    no te olvides industria 4.0

     

    Las posibilidades que este nuevo escenario de la Industria 4.0 son tan extensas que cuesta imaginar dónde estaremos en apenas diez años más. Con niveles de flexibilidad tan altos, con comunicaciones tan fluidas, interconexiones, fabricación colaborativa, eficaz y eficiente, personalizaciones a nivel industrial, control de costes en tiempo real, disminución de errores e incidencias, máquinas que hablan entre sí y deciden, cadenas de suministros y logísticas flexibles y eficaces y con una repercusión cada vez menor de la mano de obra humana sobre los costes de producción y distribución, ¿Seguirá siendo Oriente el proveedor del mundo?

     

    Gratis El Libro Blanco del SGA

     

    También te pueden interesar...

     

    industria 40 como afrontar el reto

    importancia del erp en los sectores industriales

     

    Juan Cisneros

    Escrito por: Juan Cisneros

    Experto en gestión de almacenes Inteligentes - Lean Wharehousing - 5S - Formador LEAN.

    Temas relacionados:. Industria, industria logistica, logistica, Sistema Gestion Almacen, Gestion de Almacen, industria 4.0

    8 CONSEJOS PARA ELEGIR UN PROGRAMA DE GESTIÓN DE ALMACENES CADENA DE SUMINISTRO Y OPERACIONES: NUEVO ENTORNO POST COVID-19

    ¿Te ha gustado? Puedes compartirlo en tu red social favorita. ¡Gracias! 


    También puedes agregar nuestro blog a tu Feed de RSS para mantenerte informado.