Categorías del Blog

    Si deseas consultar un artículo de un tema o categoría concreta entra en: Categorías del BLOG DATADEC.

     

    Subscríbete a nuestro Blog

    Si te parecen interesantes los contenidos de nuestro Blog, puedes subscribirte gratuitamente y te enviaremos todas las novedades que publiquemos.

    21 Aug 2014

    Soy un spammer y yo sin saberlo...

    En los tiempos que corren, muchas compañías, independientemente de su tamaño y actividad, están apostando por el emailing como estrategia de marketing y comunicación, por evidentes razones:

    • Reducidos costes, tanto económicos como de tiempos de preparación.
    • El alcance de las campañas de emailing es ilimitado, pudiendo hacer llegar a cualquier lugar mis productos o servicios prácticamente en tiempo real.
    • Personalización del mensaje que queremos enviar a nuestro cliente, para tener mayor garantía de éxito a la hora de vender.
    • Los resultados de estas campañas son muy “medibles”, por lo que el feed-back que obtenemos es mayor que el recogido en otras acciones de marketing.

    Sin embargo, y a pesar de partir de la premisa de que todos queremos cumplir con la legalidad, ¿nos hemos parado a pensar si estamos realizando nuestras campañas de emailing de acuerdo a la legalidad?

    Nadie quiere que nuestras campañas de emailing se conviertan en campañas de spamming. Para evitarlo, debemos tener muy presente un concepto que diferencia al emailing de otras herramientas de marketing, el llamado Permission Marketing.

    Este concepto, acuñado por Seth Godin, uno de los teóricos del Marketing más importantes del Siglo XXI, se refiere a la obligatoriedad de obtener un permiso expreso del receptor, de forma que éste no reciba ningún email que no haya sido aprobado previamente por él. Además, en todo momento deberemos de conservar una Prueba del Permiso, que nos permita justificar ante cualquier incidencia, que el receptor nos dio en su día su conformidad para podernos comunicar con él.

    “¿Nos hemos parado a pensar si estamos realizando nuestras campañas de emailing de acuerdo a la legalidad?”

    Muchas de las direcciones de mail que tenemos en nuestras bases de datos las hemos obtenido directamente por medios clásicos, tales como:

    • Tarjetas de visita
    • Mails de contacto para la actividad comercial
    • Llamadas telefónicas para obtener nuevos contactos
    • Directamente de la Web del cliente

    Sin embargo, el hecho de disponer de esta información no nos da derecho a incluir estas direcciones en nuestra Lista Verde de destinatarios de nuestras campañas de emailing.

    soy un spammer y yo sin saberlo

    ¿Necesito el consentimiento del destinatario?

    Es un error pensar que podemos enviar mailings masivos a las direcciones de mail recopiladas y pensar que es el destinatario el que tiene que, de una forma proactiva, negar su consentimiento. Este concepto, conocido como Listas OPT-OUT, no está permitido por la legislación española. Todas nuestras direcciones de mail deben pasar por un proceso previo de aprobación denominado OP-IN, en el que el dueño del email nos tiene a autorizar a utilizar su dirección para nuestras futuras campañas, obteniendo además el justificante o prueba de este permiso.

    Incluso, la metodología de Permission Marketing recomienda el doble opt-in, en el que el destinatario otorga su consentimiento y debe de contestar además a un email de confirmación, a la recepción del cual se hará efectiva la autorización.

    Y ahora surge la siguiente pregunta ¿cómo obtener la autorización?

    Es imprescindible establecer una estrategia de opt-in en la empresa, con el objetivo de obtener la tan deseada lista verde de destinatarios. Además de cumplir con la legalidad vigente, está demostrado que la realización de campañas en base a lista opt-in son altamente efectivas, ya que los receptores nos conocen y es muy probable que abran casi siempre nuestros correos.

    “Regularice” a sus contactos

    Existen multitud de vías para la obtención de la autorización para los nuevos contactos:

    • Registros on-line a través de la suscripción del cliente a plataformas de marketing online de la organización (portales Web corporativos, blogs, newsletters, etc.), en los que el cliente cumplimenta sus datos y acepta expresamente la recepción de elementos de marketing y comunicación de la compañía.
    • Cuestionarios a cumplimentar en eventos (seminarios, presentaciones, reuniones de clientes, etc.) organizados por la empresa, en los que, además de recoger información sobre el cliente, se autoriza a la compañía a utilizar sus datos para campañas de emailing.
    • En el caso de tratarse del contacto inicial del cliente, bien a través de una visita con intercambio de tarjetas o bien a través de una llamada telefónica directa, podemos obtener la autorización a través de un “email de agradecimiento”, en el que el cliente también nos puede dar permiso para comunicarnos con él en el futuro.

    ¿Qué pasará con mi lista actual de contactos?

    Es muy probable que si lanzamos un proceso de opt-in a esta lista, el resultado sea la perdida de la opción de volver a utilizar muchos de estos correos, porque no obtengamos la autorización pertinente. Sin embargo, es la forma más ética de actuar y la que deberían de seguir cualquier compañía que quiera basar su comunicación en el emailing.

    Para evitar en lo máximo posible esta “desaparición” de destinatarios, es muy importante que en el proceso de obtención de la autorización logremos transmitir a nuestro interlocutor que lo que le ofrecemos a cambio de su email le va a aportar un valor añadido de información, ahora o en un futuro que lo necesite.

    Para una eficaz implantación de la estrategia de emailing, es preferible disponer de pocos correos, pero de calidad, que no de muchos que nos están rechazando o incluyendo como spammers en sus sistemas.

     En el próximo post publicaré 'Cómo lograr una estrategia efectiva de emailing', para que podáis comprobar que es mucho más efectivo y fácil de realizar en la práctica. ¡Hasta pronto!

    Arturo Rubio
    Director Comercial -DATADEC-

     

    Escrito por: Arturo Rubio

    Temas relacionados:. marketing, marketing online, CRM, estrategia, spam

    Procedimientos para el INPUT de expediciones Códigos de barras ( CB ) y RFID

    ¿Te ha gustado? Puedes compartirlo en tu red social favorita. ¡Gracias!


    También puedes agregar nuestro blog a tu Feed de RSS para mantenerte informado.