Categorías del Blog

    Si deseas consultar un artículo de un tema o categoría concreta entra en: Categorías del BLOG DATADEC.

     

    Subscríbete a nuestro Blog

    Si te parecen interesantes los contenidos de nuestro Blog, puedes subscribirte gratuitamente y te enviaremos todas las novedades que publiquemos.

    ¿Te ha gustado? Puedes compartirlo en tu red social favorita. ¡Gracias!


    También puedes agregar nuestro blog a tu Feed de RSS para mantenerte informado

    24 Jan 2022

    CONSEJOS PARA AUTOMATIZAR EL ALMACÉN

    CONSEJOS PARA AUTOMATIZAR EL ALMACÉN

    *
    ¿Cómo podemos decidir si ha llegado el momento de acometer un plan de automatización de almacén?

    Podemos detectar signos evidentes de que ha llegado el momento de un cambio. Por ejemplo, la sobrecarga de mano de obra o el aumento imparable de los recorridos en almacén, el hecho de que, pese a todo, el cumplimiento de nuestros plazos decrece. Efectos todos unidos intrínsecamente a las muestras evidentes de nuestros clientes de estar al límite de tolerancia con respecto a nuestros errores en sus pedidos. Cuando todos estos acontecimientos concurren y se vuelven una constante, quizá haya llegado el momento de elaborar un plan de automatización de almacén para todos o alguno de sus procesos.

    EBOOK GRATIS: Caso de éxito en la implantación de un SGAExisten al menos dos tipos de automatizaciones: física y robótica. Cuando alguien dice la palabra “automatizar”, a todo el mundo le viene a la cabeza la segunda opción, sin embargo la más importante es la primera. Un buen ejemplo de qué significa realmente automatizar es la conducción. Conducimos de forma “automática” eso quiere decir que hemos interiorizado de tal manera cada acción del proceso de conducir, que las ejecutamos sin pensar. De la misma forma se actúa dentro de un almacén automatizado. El objetivo es maximizar la optimización de los recursos, con el mínimo de intervención humana posible. Por esto decimos que:

    “La automatización no necesariamente pasa siempre por una robotización”

    De hecho, el primer automatismo que debemos implantar en nuestro almacén es el software de gestión: un sistema SGA

    La primera acción hacia la automatización de almacén es digitalizarlo, es decir, implantar un software. El software actúa como guía y apoyo del ser humano de manera que automatiza cada acción física, cada transacción de mercancías y documental, es decir, el intercambio de datos y la gestión de inventario.

    Muy importante a tener en cuenta en un plan de automatización de almacén: la introducción de software lleva implícita la del hardware: servidores adecuados, PDAs, lectores de código de barras, etiquetadoras y todas las instalaciones técnicas que aportan cobertura de datos al almacén (cableado, antenas Wifi, RFID) como mínimo.

     

    ¿Qué se puede automatizar en un almacén?

    Prácticamente todo. Lectura, captura e intercambio de información, recepciones, almacenamiento, picking, clasificación, embalaje, carga y descarga, devoluciones, envíos. Pero cuidado, que podamos automatizar todo el almacén no significa que debamos automatizar todo el almacén. En el plan de automatización de almacén debemos descubrir y decidir qué parte del almacén o de sus procesos vamos a automatizar. Tras la implantación de un sistema SGA, esta labor de investigación y estudio de procesos se agiliza y clarifica mucho, gracias a la información que proviene del software. Vamos a ver algunas directrices a tener en cuenta.

     

    Determinar las necesidades.

    Determinar las necesidades implica recopilación y estudio de la información. Por ejemplo, en casi cualquier sistema operario a producto se emplea aproximadamente de un 25% a un 30% del tiempo del proceso de picking en desplazamientos. Es decir que la plantilla, no tiene más remedio que emplear como mínimo un cuarto de su jornada laboral en desplazamientos por el almacén, visto de otra forma, un cuarto de la plantilla dedicada al picking emplea la totalidad de su jornada sólo a desplazarse por el almacén.

     

    Antes de “robotizar” terminemos de automatizar.

    Antes de dejarnos deslumbrar por los videos de los sistemas robotizados más avanzados del mundo, preguntémonos: ¿hemos exprimido en nuestra realidad de almacén todas las posibilidades de automatización previas al robot? Nos referimos a que un sistema SGA para la automatización del almacén puede servirse de sistemas como pick to light, by voice, put to wall, carros multipedido, transportadores (caminos de cintas, rodillos, etc.), sorters, etc. que además son compatibles con un autómata robotizado.

     

    Robot / Automatismo

    ¿Qué debemos tener en cuenta?

    • Escalabilidad - el autómata debe crecer con nosotros. El objetivo es que no llegue a ser un cuello de botella, porque eso sería justo su fin contrario. Existen multitud de sistemas modulares que facilitan la escalabilidad.
    • Fácil de integrar con nuestro SGA - todo automatismo lleva incorporado su propio software y éste debe poder comunicarse en tiempo real y sin errores con nuestro sistema SGA o con nuestro ERP.
    • ¿Qué mercancía vamos a destinar al autómata? – Si tenemos definidas las necesidades generales debemos concretar qué referencias son susceptibles de automatizar, por ejemplo, las de un tamaño determinado, las de rotación media, las que más desaparecen por su valor, las refrigeradas, las peligrosas, las que más errores provocan, las que siempre reclama el cliente por faltas en sus envíos.

    ¿Qué debemos saber del autómata?

    • Características técnicas. Esto es líneas hora, bandejas hora, gavetas hora, capacidad máxima, ciclos por hora, peso soportado por nivel, por gaveta y peso total soportado, si controla el gálibo y el peso físicamente con sensores en real o teóricamente a través de software, superficie que ocupa y altura que alcanza, si todo lo que nos dicen que puede hacer viene en el precio o son extras, etc.
    • Qué coste anual tiene su mantenimiento y desde qué año empieza a ser necesario. Si no se esquiva esta cuestión, buena señal, tratemos de averiguar una cifra concreta.
    • Tiempo de respuesta del servicio técnico. Si tenemos sede del servicio técnico en nuestra ciudad, años de experiencia y si debemos tener o mantener nosotros piezas de repuesto vitales para que no se detenga el autómata. Algunos fabricantes no tienen stock de sus piezas, digamos importantes o costosas, y recomiendan al cliente que sea él el que las almacene para agilizar la reparación en caso de avería grave. Este detalle conlleva un sobrecoste que puede alcanzar cifras importantes y conviene tenerlo muy en cuenta. En las soluciones modulares las averías no tienen tanta importancia dado que puede que se detenga una parte del automatismo, pero no toda la instalación. De hecho, existen en el mercado soluciones modulares de almacenaje automático que directamente no se detienen por avería, dado que funcionan íntegramente con robots autónomos autoguiados. Puede estropearse uno de ellos, pero la instalación en sí sigue funcionando.
    • ¿Cómo es el proceso de reposición? La reposición siempre queda en segundo plano cuando estamos buscando información comercial de automatismos. Pero es muy importante saber si admite o no reposición simultánea al picking y si es capaz de reponerse de forma semiautónoma (dejando sus contenedores preparados para que se autoalimente) o requiere que reponga un operador, lo que implica que durante unas horas no puede sacar pedidos o los saca a menor velocidad.
    • ¿Cómo se compartimenta? En muchas ocasiones vamos a tener que compartimentar los contenedores o bandejas que el automatismo trae por defecto para aprovechar mejor el espacio. Hay sistemas que permiten una compartimentación flexible, barata y sencilla y otros sistemas que lo complican y encarecen algo más.
    • ¿Cómo es el primer llenado? Simplemente se trata de averiguar qué acciones se deben llevar a cabo y quién las debe hacer y costear. No se trata sólo de colocar referencias en contenedores, también hay que parametrizar el software del robot.
    • ¿Qué poka-yokes incorpora para minimizar el error? Tanto al reponer como al extraer mercancía. Las interfaces con el usuario, leds, indicadores láser, lectores de código de barras, si los lleva por defecto o permite incorporarlos.
    • Plazo de entrega y tiempo de montaje. Dependiendo del sistema elegido los plazos van desde apenas tres meses a más de un año de plazo de entrega, y de tres a nueve meses de montaje.
    • Precio. Con toda la información recopilada debemos tener en cuenta que no deja de ser una inversión que requiere un retorno. En el plan de automatización de almacén tendremos que comparar la productividad de la instalación con su coste, averiguar los gastos fijos de mantenimiento, si es escalable, qué ocurre en caso de avería y ver qué ventajas nos aporta frente a todo ello.

     

    Conclusiones

    Cuando hablamos de automatización de almacén enseguida nos viene a la mente una maquinaria enorme que transporta mercancías de un lugar a otro.

    Sin embargo, la automatización de almacén empieza mucho antes de la entrada de una máquina en sus instalaciones, dado que automatizar consiste en repetir ciertas acciones de forma secuencial para conseguir un fin. Esto es precisamente lo que nos aporta un software.

    A partir de aquí y gracias a la ingente cantidad de información que nos brinda la herramienta digital, podremos abordar tareas de mejora continua que entre otras funciones incluye la de automatizar. Un SGA puede sincronizarse con sistemas de pick to light, by voice, put to wall, etc., que además también son compatibles con la entrada de un robot, de hecho, se complementan con él sirviéndole de apoyo y aumentando su productividad.

    Finalmente, una vez decidido que la solución a nuestras necesidades pasa por un robot, debemos elegirlo. Para ello debemos tener en cuenta su coste desde luego pero también otros detalles que no aparecen por defecto en al oferta inicial. Costes de mantenimiento, de repuestos, tiempos de respuesta, sede del servicio técnico, años de experiencia, número de personas que componen el equipo, si la empresa fabricante tiene años de experiencia en nuestro sector, si podemos visitar alguna instalación de otros clientes, si la solución es escalable, productividad media y máxima, etc.

    Almacén automático, robotizado o inteligente. Tres calificativos que no son sinónimos y que no necesariamente van unidos. Software para automatizar, robots para robotizar, pero, sobre todo, inteligencia para gestionar. Esto último es lo que consigue que un automatismo sea una buena inversión.

    EBOOK GRATIS: El Checklist con las claves para elegir SGA

    *Foto de Personas creado por aleksandarlittlewolf - www.freepik.es

    También te pueden interesar...

     

    herramientas tecnologicas gestion almacen

    6 automatizaciones almacenaje mercancias

     

    Juan Cisneros

    Escrito por: Juan Cisneros

    Experto en gestión de almacenes Inteligentes - Lean Wharehousing - 5S - Formador LEAN.

    Temas relacionados:. Logistica y Almacenes SGA

    LA DIGITALIZACIÓN DE LA EMPRESA SISTEMA ERP: ¿CÓMO AYUDA A MEJORAR LA TOMA DE DECISIONES?