Categorías del Blog

    Si deseas consultar un artículo de un tema o categoría concreta entra en: Categorías del BLOG DATADEC.

     

    Subscríbete a nuestro Blog

    Si te parecen interesantes los contenidos de nuestro Blog, puedes subscribirte gratuitamente y te enviaremos todas las novedades que publiquemos.

    ¿Te ha gustado? Puedes compartirlo en tu red social favorita. ¡Gracias!


    También puedes agregar nuestro blog a tu Feed de RSS para mantenerte informado

    17 Jan 2022

    QUÉ ES LA ECOLOGÍSTICA Y CÓMO APLICARLA

    QUÉ ES LA ECOLOGÍSTICA Y CÓMO APLICARLA

    *

    La logística en general y el transporte en particular están consideradas unas de las peores industrias para el medio ambiente. Por el contrario, también es uno de los sectores donde las medidas son relativamente sencillas de aplicar y dan mejores resultados. Pensemos que una cuarta parte de las emisiones de CO2 en nuestras ciudades dependen del tráfico de los vehículos de carga y que, en vehículos de combustión, el mayor impacto negativo sobre el medio ambiente se produce por la duración y la velocidad del trayecto. Por lo que limitando ambas, ya estaríamos caminando hacia la sostenibilidad logística en nuestras ciudades.

    Aunque no existe una definición oficial de “ecologística” podríamos definirla como:

    La ecologística es el conjunto de medidas e iniciativas que, tanto desde el sector público como desde el privado, intentan minimizar el impacto ambiental negativo que la actividad logística trae consigo, principalmente en lo que se refiere al transporte, la distribución y el almacenaje de mercancías.

     

    EBOOK GRATIS: El Checklist con las claves a valorar en la elección de SGA

    Pero el mayor beneficio para el medio ambiente proviene del cambio de paradigma del consumidor. Hoy en día, el cliente se preocupa mucho, como nunca antes, de no ser partícipe de la acumulación de residuos perjudiciales para el medio ambiente. No es que en anteriores períodos el consumidor final no se preocupara por estos asuntos. Antes también se preocupaba, pero daba por sentado que su acción o inacción eran inútiles. La diferencia con épocas anteriores es que el cliente actual toma decisiones efectivas, pasa a la acción y deja de comprar a las empresas que no se cuidan de minimizar su impacto medioambiental.

    El cambio de mentalidad ha venido potenciado por la introducción en nuestras vidas de las nuevas tecnologías. La “ciencia ficción aplicada”, como hemos podido escuchar en algún foro, es posible gracias a la revolución tecnológica, y esta revolución está siendo una precursora de un cambio de visión a todos los niveles del aporte de valor de cada empresa, y de la cadena de suministro.

     

    Una nueva visión económica y ecologística.

    Ecologística también es tratar de agrupar de forma intencionada diferentes organizaciones individuales en una o varias cadenas de suministro.

    La propia cadena es una combinación de multitud de organizaciones, proveedores, procesos, clientes, recursos y medios trabajando de forma colectiva para aportar valor al consumidor final. Se trata pues de establecer colaboraciones dinámicas, flexibles, con puntos definidos de entrada y salida para que sea viable entrar donde convenga y cambiar donde y cuando sea necesario, para que esas combinaciones sean beneficiosas para la cadena en sí y sus miembros: fabricantes, clientes, proveedores, retailers, mayoristas, almacenes, transportes, etc.

    El uso colaborativo de la tecnología proporciona visiones nuevas, la cadena de suministro como servicio es una perspectiva interesante que, como consecuencia inevitable y beneficiosa, tiene un aprovechamiento más eficiente de los recursos y, por tanto, una mayor sostenibilidad logística.

     

    Tecnologías para la toma de decisiones colaborativas.

    Cuando coexisten múltiples partes interesadas la coordinación es imposible sin la tecnología.

    El sector público y el privado pueden (deben) nutrirse de la misma red de datos para mejorar la eficiencia energética en general y en lo que atañe a la logística en particular. El auge del ecommerce deja pocas opciones más. Hasta ahora la planificación urbana se ha enfocado principalmente en el movimiento de peatones y pasajeros, de individuos, de automóviles particulares, sin embargo, a partir de ahora esta planificación casi unilateral para el sector público, deberá abrirse, establecer foros, debates y negociaciones que favorezcan la planificación y optimización de las rutas de reparto, espacios urbanos para el microfulfillment, aumentar el número de zonas de carga y descarga, puntos de recarga eléctrica para vehículos, eco-negocios, horarios, etc.

     

    Rápido, bien y a la primera.

    El slogan de sostenibilidad logística que existe desde siempre. Pero nunca se había enfocado debidamente hacia la ecologística. Entregas JIT para negocios y particulares.

    La consecuencia directa del uso eficiente de los recursos es producir lo mismo con menos recursos, o producir más con los mismos, en logística como en cualquier otro proceso, esto significa menor cantidad de desperdicio.

    Cuando hablamos de última milla y transporte urbano, esto se traduce en huella de carbono. Según Sustainable Mobility at ICLEI en las ciudades, el transporte urbano de mercancías representa hasta el 25% del tráfico urbano total, ocupan el 40% del espacio vial disponible y son los responsables del 40% de las emisiones de CO2 en las ciudades.

    El transporte urbano seguirá multiplicándose en las próximas 3 décadas, sin embargo, de forma paralela su impacto negativo sobre el medio descenderá. La tendencia, la aplicabilidad de la ecologística en este caso, pasa por la colaboración de las Administraciones y los sectores privados, y la elaboración de planes que asuman esta realidad y aporten soluciones de gestión, para un mejor aprovechamiento del espacio urbano público y privado, y una transición hacia el vehículo libre de emisiones de las flotas de vehículos de carga.

     

    No es más ECO el que más limpia…

    Sino el que menos residuos genera. El enfoque primero de la ecologística no pasa por reciclar sin parar, sino de no producir nada que deba reciclarse.

    El uso de contenedores y envases reutilizables en logística juega un papel significativamente importante. Los almacenes de producto en progreso, los envíos “a” y “de” proveedores de materiales o de procesos externos, el almacenamiento, la intralogística o determinados repartos con transporte propio, pueden utilizar contenedores reutilizables lo cual mejora notablemente la eficiencia y no genera tantos residuos.

    Cualquier sistema SGA es capaz de gestionar la localización y el estado de nuestros contenedores reutilizables, basta con identificarlos adecuadamente y poner los medios necesarios para su gestión.

    Es más, los sistemas SGA en sí mismo son optimizadores de recursos, es decir, consiguen más por menos o a cambio de lo mismo. Todo el enfoque de las nuevas tecnologías, el Big Data, el IoT, la AI tienen un enfoque por defecto ECO sostenible, la transformación de la logística en ecologística pasa por el uso de todas estas tecnologías que tienen el mismo fin: una optimización continua del uso de los recursos.

     

    Comodidad para el cliente, bienestar del medioambiente.

    Definitivamente no podemos pasar por alto el reciclaje de todo residuo que no podamos evitar generar. Todas las compañías a nivel mundial ven la incomodidad que supone para el consumidor final ser el responsable de la generación masiva de residuos.

    Cada vez más empresas incluyen en sus procesos productivos, de embalaje y distribución, envases hechos a partir de materiales reciclados. Es un aporte más a su propuesta de valor. Aparte de intentar generar lo menos posible, la imagen que se intenta transmitir es que lo que es inevitable generar, proviene de material reciclado, con lo que la huella en el medio ambiente es menor.

    Otra forma de compensar aquello que es imposible no generar es unirse a iniciativas como la de Plasticbank que retira plásticos de los océanos. Tantos kilos como las empresas adheridas declaren producir. Es una forma activa de conseguir la neutralidad en generación de residuos desde el punto de vista planetario.

     

    Logística inversa.

    Sólo optimizada es ecológica y sostenible.

    En un entorno ideal, la logística inversa incluye la totalidad de operaciones necesarias para retornar el producto desde el cliente final a las empresas para asegurar su recuperación sostenible.

    Esta apariencia de sostenibilidad logística cambia un poco cuando bajamos del ideal al entorno real. En el entorno real, el producto retornado según su estado o el de su embalaje, puede constituir en sí mismo un residuo. Por ello muchos Marketplace y establecimientos de venta online están incluyendo en su canal de venta los productos reacondicionados.

    Además, estos, productos han generado multitud de desplazamientos y uso de vehículos y recursos que no se habrían usado en una entrega convencional. De ahí que optimizar este proceso sea tan ecológicamente importante.

     

    Conclusiones

    La sostenibilidad logística requiere un cambio de mentalidad y el uso de tecnologías avanzadas que posibiliten este cambio.

    El consumidor está muy predispuesto a cambiar sus propios hábitos e incluso a pagar un poco más, si sabe que su acción de compra se produce en favor de una empresa realmente preocupada por su entorno. En consecuencia, la Red está plagada de anuncios de numerosas compañías que tratan de demostrar su compromiso con la logística verde.

    La parte de la logística que más preocupación genera hoy, curiosamente, es la que más cerca está del consumidor final: la última milla. Un consumidor dispuesto a condenar al olvido a quien no lo tenga en cuenta. Abordar esta cuestión no es una tarea que requiera un solo actor o decisiones unilaterales. El sector público debe coordinarse con el privado para establecer planes de acción de bajo impacto ambiental en lo que se refiere a la gestión de los vehículos dentro de nuestras ciudades.

    Gobiernos locales implicados y conectados a la misma red de datos que el sector privado, reuniones periódicas y planificación de espacios y rutas conjuntos son parte de la solución. Colaboración como única forma de aplicar la ecologística de forma efectiva. Las tecnologías crearán el entorno y aportarán los medios necesarios para lograrlo.

    Nadie quiere vivir en una ciudad que contamine en pro de un ecommerce masivo descontrolado. Eso ya es cosa del pasado.

    EBOOK GRATIS: El Libro Blanco del SGA. todo lo que necesitas saber sobre el sistema de gestión de almacén

    *Vector de Tecnología creado por vectorjuice - www.freepik.es

    También te pueden interesar...

     

    herramientas tecnologicas gestion almacen

    que es logistica inversa

     

     

     

     

     

    Juan Cisneros

    Escrito por: Juan Cisneros

    Experto en gestión de almacenes Inteligentes - Lean Wharehousing - 5S - Formador LEAN.

    Temas relacionados:. Logistica y Almacenes SGA

    IMPORTANCIA DE LA GESTIÓN DE INCIDENCIAS CON CLIENTES LA DIGITALIZACIÓN DE LA EMPRESA