Categorías del Blog

    Si deseas consultar un artículo de un tema o categoría concreta entra en: Categorías del BLOG DATADEC.

     

    Subscríbete a nuestro Blog

    Si te parecen interesantes los contenidos de nuestro Blog, puedes subscribirte gratuitamente y te enviaremos todas las novedades que publiquemos.

    16 Apr 2019

    ELEGIR SGA: LA CLAVE ESTÁ EN LOS DETALLES

    elegir_sga

    *

    Sin duda alguna a la hora de elegir un SGA hay que fijarse en los detalles. Me gusta mucho fijarme en los detalles, sobre todo en los pequeños. Son esos, aquellos que a veces nos pasan desapercibidos los que pueden marcar la diferencia entre una elección correcta y una elección igualmente correcta pero muy cara.

    Pondré un ejemplo. Responda a la pregunta: ¿tiene usted un control tal sobre el 100% de sus proveedores que puede conseguir a corto plazo que le sirvan la mercancía atendiendo a todas y cada una de sus exigencias? Si la respuesta es sí, perfecto. Si la respuesta es la duda o el no, piense que todo aquello que usted no consiga de sus proveedores, será su SGA el que deberá estar equipado para resolverlo. Ese es uno de esos detalles que a menudo se escapa.

    *Infographic vector created by vectorpouch - www.freepik.com

    Cuando trabajamos con procesos manuales, casi cualquier carencia o discrepancia que provenga de un proveedor puede resolverse improvisando y usando recursos humanos. Un ejemplo podría ser que nuestro proveedor utilice una altura de palé incompatible con la altura de ubicación de nuestras estanterías. El operario de entrada ajusta la altura de cada palé trasladando la carga sobrante a palés vacíos propios y listo. Si nuestro almacén tiene SGA la operación es exactamente igual de sencilla o complicada según se mire, salvo por un pequeño detalle: nuestro SGA debe estar preparado de antemano para dar una entrada de dichas características o poseer una interfaz que nos permita modificar la configuración preestablecida por una más personalizada. Este es un detalle para tener en cuenta a la hora de elegir un SGA, ese detalle es ni más ni menos que la capacidad de respuesta y adaptación del SGA a los imprevistos futuros e inéditos que nos puedan devenir.

    Otro pequeño detalle que debemos tener en cuenta es si el SGA que vamos a elegir permite configurar con cierta libertad el forzado de la lectura o picado del código de barras en las diferentes operaciones de almacén. Por ejemplo, que en el proceso de picking o recepción nos permita forzar la lectura del código de barras por cada artículo e indicar a mano la cantidad cogida o recibida. O bien, que en el proceso de picking o recepción nos permita forzar la lectura del código de barras del artículo y sencillamente aceptar la cantidad que la interfaz nos muestra por defecto. O bien que sume uno por cada lectura de código de barras del artículo en cualquier proceso. Puede haber más configuraciones, pero para el ejemplo no me extenderé más. Lo interesante es que además este tipo de forzado en la lectura de código pueda ser diferente para cada zona, familia, artículo, operario, etc. Este tipo de configuraciones son las que dotan a nuestro SGA de mucha flexibilidad y adaptabilidad a futuro.

     

    Nuevo llamado a la acción

     

    La información que muestra la PDA, tablet o cualquiera que sea el soporte que el operario utilice para recibir y transmitir información, es importante en mi opinión, que sea configurable para cada operario y la mínima imprescindible.

    Las gafas para hacer picking

    En una ocasión me enseñaron unas gafas para hacer picking que permitían dejar las manos del operario totalmente libres. Era una idea estupenda “a priori” pero resultó que la cantidad de información que mostraban las gafas, situada en cada recoveco de la pantalla, era excesiva y en su mayoría innecesaria para la tarea que correspondiera. Por ejemplo, para hacer picking, el operario no necesita saber el stock actual de cada ubicación, el que quedará tras su intervención, tener una opción de recuento y ajuste siempre disponible, la siguiente ubicación por anticipado y otras informaciones que además cambiaban de pantalla. Es decir, no necesita tener en la pantalla toda la información que podría serle útil alguna vez, sólo necesita ver la que le resulta útil para la tarea concreta que realiza. Además, claro, a más información, mayor combinación de “toques” en el único botón que poseía la gafa, cuya utilidad era que el operario interactuara con ella por ejemplo para indicar que había terminado la línea o que debía modificar la cantidad por alguna incidencia y cosas así. Con lo que al final, operativamente hablando, no resultó ser muy adecuada. Tan mala es la falta de información como su exceso y más cuando hablamos de trabajo de campo. Además, lo que para un almacén es exceso de información, para otro es información vital por lo que al final lo mejor es que esa información sea configurable al 100% desde el SGA y nuestra misión será elegir la que consideramos imprescindible y necesaria para cada operario, tarea, zona, etc.

     

    El control del peso

    El control del peso es otro detalle a tener en cuenta que además puede resultar vital. ¿Conoce el peso de todas y cada una de sus referencias, sus embalajes, contendores, palés etc.? ¿Y el que soportan sus estanterías?

    Si usted no dispone de SGA y está eligiendo uno, este es un detalle que debería tener en cuenta porque en los SGA normalmente no es limitativo, es decir, que le va a dejar trabajar, aunque el SGA no disponga de esta información. Pero, si usted no tiene SGA sus operarios probablemente están tan acostumbrados a saber dónde colocar cada referencia que solventan o evitan las posibles incidencias que el peso de los artículos puede provocar. Sin embargo, un SGA al que no se le informa del peso tratará de aprovechar al máximo el espacio disponible sin tener en cuenta nada más que el “hueco libre”, es decir, tenderá a llenar la ubicación que quede libre con cualquier referencia. Desde luego aprovechará al máximo el espacio sin duda, pero sin tener en cuenta si su estantería soporta dicho peso o no. En Internet puede ver cientos de vídeos que le muestran las consecuencias de esta falta de información al SGA. Piense que el almacén es cambiante y mantenerlo informado en tiempo real en temas tan serios como es el peso, puede resultar vital.

     

    El etiquetado

    Otro detalle: el etiquetado. ¿El etiquetado que le llega por defecto de sus proveedores le sirve para gestionar las referencias en su almacén? ¿No? Pues tenga en cuenta que entonces, deberá reetiquetar usted y por tanto su SGA debe estar preparado para ello. Lo ideal sería que su proveedor informara a su SGA de forma remota y validara la mercancía que le va a remitir a usted. Pero si esa situación no es posible, otra igualmente válida sería aprovechar el etiquetado que su proveedor le remite. Si tampoco es posible, deberá etiquetar usted y el etiquetado propio depende de muchos factores que en sí mismos también son detalles que debe tener en cuenta. Por ejemplo, el etiquetado depende de los lectores de código de barras de los que disponga. Tenga esto en cuenta porque si no lo hace, es posible que se creen etiquetas portadoras de un código de barras que sus lectores no puedan leer, bien por tamaño, bien por tipo de código (esto ocurre a veces con los códigos de barras procedentes de fuentes gratuitas).

    Además de eso hay que pensar que, de la información que usted desee que muestre la etiqueta y de uso que vaya a darle, dependerá el formato de ésta, la impresora que vaya a usar para imprimirla y el tipo de papel a utilizar. Si en su almacén hace un calor excesivo en verano sobre todo en las ubicaciones de altura, puede que no le convenga utilizar etiquetas térmicas porque con el calor se oscurecen y con el tiempo se vuelven ilegibles.

    Evidentemente el editor de etiquetas de su SGA debe ser capaz de solventar todos esos detalles que afectan al etiquetado, aunque hoy día lo habitual es que esta parte esté superada y su proveedor de SGA ya le mostrará multitud de opciones preconfiguradas de etiquetado, tipos de impresoras compatibles con su software, varios formatos de códigos, de tipos de etiquetas e incluso proveedores de estas.

     

    Gratis El Libro Blanco del SGA

     

    Si te ha interesado este post, te invitamos a que leas también:

    - ¿QUÉ ES UN SGA?

    - CÓMO SE TRABAJA EN UN ALMACÉN SIN SGA FRENTE A CON SGA

    Y si quieres conocer mejor como es un software de SGA:

    - expertSGA

     

    J. Cisneros
    Equipo DATADEC

     

    Juan Cisneros

    Escrito por: Juan Cisneros

    Experto en gestión de almacenes Inteligentes - Lean Wharehousing - 5S - Formador LEAN.

    Temas relacionados:. SGA, Sistema Gestion Almacen, Almacen, Almacenamiento, Gestion de Almacen, Gestion de Almacenes SGA, sistema de gestion de almacen, Software de gestion de almacen, gestion almacen, software almacen, organizar almacen, sistema de gestion de almacenes, elegir sga

    LA PRECISIÓN DEL INVENTARIO CÓMO ADAPTAR LA EMPRESA A LA NUEVA LEY DE REGISTRO DE HORARIOS

    ¿Te ha gustado? Puedes compartirlo en tu red social favorita. ¡Gracias!


    También puedes agregar nuestro blog a tu Feed de RSS para mantenerte informado