Categorías del Blog

    Si deseas consultar un artículo de un tema o categoría concreta entra en: Categorías del BLOG DATADEC.

     

    Subscríbete a nuestro Blog

    Si te parecen interesantes los contenidos de nuestro Blog, puedes subscribirte gratuitamente y te enviaremos todas las novedades que publiquemos.

    ¿Te ha gustado? Puedes compartirlo en tu red social favorita. ¡Gracias!


    También puedes agregar nuestro blog a tu Feed de RSS para mantenerte informado.

    09 Jul 2019

    LA GESTIÓN DE ALMACÉN POR DENTRO: UBICACIÓN

    sga wms ubicacion*

    Hablamos mucho de software de gestión de almacén pero quizá nos estemos quedando cortos hablando de sus innegables ventajas, su mejora de los procesos, aumento de la eficacia y la productividad y de la mejora del servicio al cliente. Para el lector no profesional quizá resulte algo complicado entender muchos de los criterios que maneja un software de gestión de almacén para ejecutar cada una de esas tareas que persiguen lograr en conjunto todos esos objetivos y más aún. Por eso vamos a meternos un poco dentro del cerebro del software para averiguar en qué se basa para ejecutar sus procesos.

    Veamos la lógica que hay detrás de los cálculos, los números y los algoritmos que al final desembocan en interacciones coordinadas con los diferentes usuarios para que logren ejecutar con precisión cada una de las acciones que nos conducen a una gestión óptima de nuestros stocks.

    *Background vector created by macrovector - www.freepik.com

    El proceso de ubicación en el SGA - WMS

    El proceso de ubicación es aquel mediante el cual el software se encarga de buscar una ubicación válida para la referencias o las referencias que estén listas para tal fin se encuentren donde se encuentren, es decir, en el muelle, en almacenes intermedios, en producción, calidad, etc.

    La forma más sencilla en que un software afronta la ubicación es la forma manual. El operario, a través de su terminal de radiofrecuencia solicita al SGA una ubicación libre para un determinado material. El SGA se la propone y el operario o bien la acepta y ejecuta la ubicación o bien solicita otra.

    Otra forma, la más típica, es la que el software genera tras cerrar una orden de entrada, en este caso es el software el que, de forma automática sin petición alguna, crea órdenes de ubicación que distribuye entre los diferentes operarios.

    Sí pero ¿cómo busca la ubicación adecuada?

    La solución es realmente simple para el usuario. El SGA sigue una serie de reglas o criterios de ubicación ordenados por prioridad que el usuario previamente debe configurar. De esta manera el SGA en cuanto se pone a buscar una ubicación adecuada a nuestra mercancía acude a la regla número uno y si puede cumplirla ubica y si no pasa a la siguiente regla. De esta manera va eliminando opciones hasta que encuentra una posible.

    Vamos a verlo con un ejemplo sencillo:

    Trabajamos en un almacén que recibe varias referencias embaladas siempre de la misma manera. Siempre nos llegan palés de medidas y peso constante. Un operario acaba de terminar la entrada y el SGA empieza a buscar una ubicación adecuada a nuestra mercancía. Las reglas de ubicación que hemos configurado en nuestro SGA hipotético serán sólo estas tres:

    • Hueco libre reservado
    • Reposición
    • Hueco libre

    Aunque ahora no se comprenda muy bien el SGA realmente lo único que hace es preguntarse si para cada regla hay una respuesta afirmativa o negativa. Si la respuesta es positiva ubica y si no pasa a la siguiente regla.

    Visto desde el punto de vista del SGA el proceso de ubicación sería algo así como lo siguiente:

    ¿La mercancía que debo ubicar tiene huecos libres reservados en el almacén? >> No.

    ¿Hay ubicaciones esperando esta mercancía para reponer? >> No.

    ¿Hay ubicaciones libres en el almacén? >> Sí >> Propondrá ubicaciones en cualquier hueco libre del almacén.

    Como podemos ver en este almacén hemos configurado las reglas en este orden para que el SGA mire primero si hemos configurado para esa la referencia en cuestión, algunas ubicaciones concretas que deben ocuparse primero (huecos reservados) al no haber ubicaciones reservadas, el SGA comprueba que no haya pendiente ninguna reposición de dicho material (esto puede ocurrir cuando nos faltan referencias en las ubicaciones de picking para completar pedidos por ejemplo, pero también podría necesitarse reposición en producción por ejemplo).

    Como tampoco se necesita reposición y no hay más reglas, el SGA ubica toda la mercancía en los huecos o ubicaciones libres que tiene estén donde estén. Pero podríamos haber cambiado el orden poniendo primero por ejemplo la regla de la reposición como primera prioridad.

     

    Si te está resultando de interés este post, te gustará el Caso de Éxito de SGA, ebook gratis donde verás cómo se consiguieron ahorros de hasta 40% en costes  de expedición.

     

    Las reglas son restrictivas es decir que el SGA va saltando restricciones hasta que se abre una vía libre y entonces propone ubicar. Digo propone porque el SGA puede permitir al usuario el cambio de ubicación bien solicitando al SGA que proponga otra, bien proponiéndola él mismo directamente. En el caso que nos ocupa si la primera condición se hubiera cumplido (¿La mercancía que debo ubicar tiene huecos libres reservados en el almacén? >> Sí), el SGA no hubiera pasado de ahí y habría propuesto ubicaciones de las que tiene reservadas para esa referencias o referencias.

    También podrían darse para algunos palés respuestas afirmativas y para otros negativas aunque sean la misma referencia de la misma descarga o lote. Por ejemplo podría darse el “Sí” a la segunda pregunta (reposición) pero que sólo haya que reponer un palé en una ubicación. En ese caso el SGA propondría ubicar un palé para reponer la ubicación que lo necesite y para el resto de palés propondría huecos libres.

    En un SGA podemos complicarlo todo lo que necesitemos. Pero en esta ocasión complicarlo no es una palabra peyorativa, muy al contrario, establecer y configurar cuantas más reglas mejor, irá siempre a favor de una gestión cada vez mejor de nuestros stocks. El hecho de que nuestro SGA admita varias tipologías y prioridades de ubicación nos abre la posibilidad de trabajar con infinidad de tipos de referencias y necesidades y por tanto, de clientes.

    Piense el lector que no importa la cantidad de reglas que el SGA deba tener en cuenta, propone la ubicación adecuada en un simple “bip”.

    En el SGA podemos configurar reglas o criterios de ubicación distintos para cada proveedor, para cada propietario de las referencias, para cada referencia, familia, subfamilia, para un tipo de presentación del producto, para tipos de embalaje, peligrosidad, etc. Podemos establecer que ciertos pasillos, ubicaciones, estanterías tengan una serie de restricciones de peso, altura, prioridades de ubicación por altura o distancia horizontal, tipo de referencia, etc.

    Además las normas restrictivas y su prioridad pueden cambiar dependiendo de muchos factores y dependiendo del nivel de configuración permitido en cada SGA. Podemos hacer que el SGA mire primero si hay ubicaciones reservadas, luego si hay crossdocking pendiente, si hay reposiciones pendientes, si hay controles de calidad establecidos, si hay restricciones de peso en alguna estantería (para no exceder las recomendaciones del fabricante), si debe ubicarse en una altura determinada siempre, si puede mezclarse con otras referencias, si debe estar a cierta distancia de otras referencias por temas de peligrosidad por ejemplo, si debe seguir un criterio según su ABC y si al final, dejar que ubique en cualquier hueco libre o directamente que no ubique porque no se cumple ningún requisito.

    En este último caso el sistema esperará a que el usuario proponga una ubicación o a que se libere una que cumpla alguno de los requisitos configurados. Además ese orden de prioridades, podremos cambiarlo con lo que la cantidad de posibilidades de gestión de ubicaciones es casi infinita.

    Como puede verse el sistema que muchos llaman a “hueco libre” o “caótico” ni es tan libre ni desde luego caótico. Un SGA es una herramienta que nos ayuda a establecer nuestra estrategia de ubicación para cada una de nuestras referencias y esto lo hace siguiendo unos criterios configurados por nosotros que, aunque sean múltiples y complejos, serán siempre definidos y concretos y nunca se dejará nada al azar. Es ahí donde reside la eficacia del SGA.

    EBOOK GRATIS: El Libro Blanco del SGA. todo lo que necesitas saber sobre el sistema de gestión de almacén

    J. Cisneros
    Equipo DATADEC

     

    Si te ha interesado este post, te invitamos a que leas también:


    - ELEGIR SGA: LA CLAVE ESTÁ EN LOS DETALLES

    - CÓMO SE TRABAJA EN UN ALMACÉN SIN SGA FRENTE A CON SGA

     

    Y si quieres conocer mejor como es un software de SGA:

    - expertSGA

     

     

     

    Juan Cisneros

    Escrito por: Juan Cisneros

    Experto en gestión de almacenes Inteligentes - Lean Wharehousing - 5S - Formador LEAN.

    Temas relacionados:. Logistica y Almacenes SGA

    LA ESCALABILIDAD DE UN ERP ¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE? EL ERP DE LA INDUSTRIA AUTOMOTRIZ