Categorías del Blog

    Si deseas consultar un artículo de un tema o categoría concreta entra en: Categorías del BLOG DATADEC.

     

    Subscríbete a nuestro Blog

    Si te parecen interesantes los contenidos de nuestro Blog, puedes subscribirte gratuitamente y te enviaremos todas las novedades que publiquemos.

    04 Sep 2019

    LA GESTIÓN LOGÍSTICA DETERMINA TU ÉXITO COMPETITIVO

    Por: Juan Cisneros, equipo DATADEC

    LA GESTIÓN LOGÍSTICA DETERMINA TU ÉXITO COMPETITIVO*

    La excelencia en la gestión de la logística integral de una empresa determina su nivel de competitividad en el mercado.

    Internet, la globalización y el desarrollo de nuevas economías a nivel mundial han provocado un increíble aumento del comercio internacional. En consecuencia, las empresas que antaño apenas soñaban con llegar a tener un limitado alcance a nivel nacional, se encuentran con que, desde la puerta de su almacén, pueden llegar a cualquier cliente residente en cualquier lugar del mundo. Como resultado de esta situación, nuestras empresas deben sobrevivir en mercados cada vez más competitivos que requieren a las compañías la implantación de medios tecnológicos cada vez más eficaces de manera que sus diferentes procesos alcancen niveles de alta eficiencia. En este entorno, una de las áreas clave que más desarrollo ha generado, y que más atención ha reclamado, ha sido la gestión logística.

    Hoy en día nadie pone en duda que la organización de la cadena de suministro en todos los niveles de la empresa supone una clara ventaja competitiva que en ocasiones, incluso está por encima de las propias características del producto. A menos que hablemos de un mercado monopolístico, cada vez con más frecuencia, la satisfacción del cliente se produce más por la eficiencia de la cadena de suministro de una empresa que de los productos que proporciona. Ante dos productos similares, el cliente tiende a comprar en la distribuidora “X” porque confía en la gestión logística de ésta, sabe que mañana, sí o sí, el producto adquirido aparecerá en la puerta de su casa, incluso aunque cueste un poco más. Desde el punto de vista del cliente; comprar y disfrutar a corto plazo, esa es la cuestión.

    *House photo created by freepik - www.freepik.com

    La gestión logística. Concepto y características.

    Entendemos la gestión logística, o de la cadena de suministros, como la parte de la empresa que se encarga de dirigir y coordinar los distintos procesos que intervienen en su cadena de suministro. Muchos recursos, conocimientos y actitudes deben ponerse a disposición de las compañías y coordinarse adecuadamente para llevar a cabo una buena gestión de la función logística que se desvela como una tarea multidisciplinar que puede dividirse en varias partes claves:

    • Compras y aprovisionamientos
    • Gestión de stocks
    • Producción
    • Transporte
    • Distribución

    Los diferentes requerimientos técnicos y funcionales que cada una de esas áreas de actuación, obligan a las empresas a abordar la mejora de cada una de ellas por separado pero nunca de forma independiente, es decir, todas las áreas de actuación estarán sometidas a mejoras de diversa naturaleza atendiendo a sus necesidades particulares, pero lo harán de forma conjunta y coordinada dentro del marco de actuación empresarial, aunque pertenezcan a departamentos diferentes. De no hacerse así, la optimización de un área logística de la empresa podría implicar el deterioro de otra u otras.

    Esta mejora conjunta de las diferentes partes de la gestión logística puede suponer una clara ventaja competitiva que además producirá beneficios claros y directos en un horizonte corto de tiempo. Veamos cómo.

     

    Si te está resultando de interés este post, tal vez te resulte útil el Caso de  Éxito de SGA, donde se consiguieron ahorros de hasta 40% en costes de expedición.

     

    Importancia de la gestión logística

    Poner el énfasis en mejorar la gestión logística conlleva alcanzar nuevos beneficios fácilmente identificables y que se pueden medir con facilidad.  Vamos a ver algunos de ellos:

    • Una gestión óptima de las compras y aprovisionamientos repercute de forma directa en una reducción de los costes y no sólo los derivados de la compra en sí, también se reducen los relacionados con el mantenimiento de los stocks dado que una correcta gestión de compras los reduce a los estrictamente necesarios para cumplir la función de aprovisionamiento de la empresa. La colaboración con nuestros proveedores nos permitirá recibir lotes menores con plazos de entrega cada vez más ajustados.

    • Esto provocará a su vez una mejora de la gestión de los stocks, ya que está íntimamente interrelacionada con la gestión de compras. Si bien es cierto que las ventas por Internet han reavivado la importancia de tener cierto nivel de stock a disposición de una demanda independiente que exige plazos de entrega cada vez más cortos, es bien cierto también, que el mejor almacén es aquél que no existe. El almacenaje no aporta valor al producto (aunque si a la propuesta de valor) y sin embargo sí genera costes. Cierto que también nos protege de posibles incidencias en el suministro, nos permite tomar decisiones estratégicas beneficiosas para otros departamentos, satisfacer cambios en la demanda, especular, aprovechar ofertas, etc. Por eso la correcta administración de nuestros stocks debe centrarse en conseguir un equilibrio óptimo del nivel mínimo de existencias que debemos mantener de cada referencia para abastecer a tiempo todos los requerimientos de las distintas demandas internas y externas, pero sin aumentar los costes ni la obsolescencia. Una de dichas demandas es nuestra propia cadena de producción.

    • Gracias a que somos capaces de gestionar adecuadamente nuestras compras, aprovisionamientos y nuestros stocks estamos en disposición de mejorar la planificación de la producción dirigiéndola hacia una mayor flexibilidad reduciendo lotes de fabricación, stocks entre procesos y de producto terminado, ganando eficiencia y reducción de costes, siempre priorizando la satisfacción de la demanda. También podremos decidir reducir costes lanzando grandes lotes de producción, pero igualmente podremos hacerlo si las gestiones de los eslabones anteriores de la cadena de suministro, compras y stocks, están alineadas con nuestros objetivos de producción. En cualquier caso, una correcta planificación de la producción necesita contar con los niveles de inventario y con la previsión de compras adecuados, los requerimientos de producción para un horizonte temporal definido dependen de ellos. Sin una correcta gestión de los dos primeros no podemos garantizar un funcionamiento óptimo y rentable de nuestra cadena de producción.

    ¿Qué sentido tendría todo ese esfuerzo de gestión y planificación si al final no conseguimos hacer llegar nuestros productos allá donde se necesitan en el momento esperado?

     

    Tanto si nos referimos a la demanda del cliente final, a la de nuestras plataformas logísticas o nuestras tiendas, como si nos referimos a la demanda y requerimientos de nuestros procesos internos en planta, el coste del transporte (casi un tercio del coste total logístico) puede llegar a comprometer la competitividad de un producto. Por ello la gestión del transporte y la distribución debe ser eficaz en todas sus áreas. Hoy en día los clientes pueden rechazar un producto sólo porque tarden demasiado en recibirlo pese a ser extraordinariamente barato. No en vano en los últimos años hemos podido observar a gigantescas cadenas de distribución orientales aproximar las ubicaciones de sus centros de distribución al cliente final, acortando plazos de entrega, aunque ello suponga un incremento del precio final del producto.

    En la gestión logística intervienen muchos factores clave interrelacionados entre sí, no en vano cuando hablamos de la cadena de suministro nos referimos siempre a la óptima gestión de la logística integral. No es aconsejable abordar por separado la optimización de una parte de los procesos dejando de lado otros ya que con toda probabilidad y en contra de lo que se suele creer; mejoras aisladas en los procesos de un extremo de la cadena no provocarán la mejora del resto, sino que más bien los perjudicarán. Gestionar eficazmente todos los aspectos de la función logística como son las compras y los aprovisionamientos, los niveles de stocks, la planificación de la producción y el transporte y la distribución, nos permitirán optimizar correctamente nuestra logística integral, tendremos una gran ventaja competitiva y nos permitirá reducir notablemente nuestros costes.

     

    Gratis El Libro Blanco del SGA

     

     

    Juan Cisneros

    Escrito por: Juan Cisneros

    Experto en gestión de almacenes Inteligentes - Lean Wharehousing - 5S - Formador LEAN.

    Temas relacionados:. industria logistica, logistica, SGA, Software logistico

    GESTIÓN DE MANTENIMIENTO EN EMPRESAS INSTALADORAS 6 CONSEJOS PARA TU ORGANIZACIÓN LOGÍSTICA

    ¿Te ha gustado? Puedes compartirlo en tu red social favorita. ¡Gracias!


    También puedes agregar nuestro blog a tu Feed de RSS para mantenerte informado.