Categorías del Blog

    Si deseas consultar un artículo de un tema o categoría concreta entra en: Categorías del BLOG DATADEC.

     

    Subscríbete a nuestro Blog

    Si te parecen interesantes los contenidos de nuestro Blog, puedes subscribirte gratuitamente y te enviaremos todas las novedades que publiquemos.

    17 May 2021

    HAZ DE TU ALMACÉN EL ACTIVO MÁS RENTABLE

    haz de tu almacen activo mas rentable

    Foto de Hombre creado por freepik - www.freepik.es

    Conseguir que el almacén sea rentable, sin descuidar el servicio al cliente ni llenarlo de basura obsoleta, he ahí la cuestión. Ahora que la inversión en logística parece imparable tenemos una oportunidad de transformar nuestros almacenes para adaptarlos sencillamente, al tiempo que vivimos. Enviar más rápido, enviar más lejos, en menos tiempo, de forma rentable y sin errores, parece una contradicción, pero no lo es. Esas premisas son las que exige el mercado actual.

    Un almacén rentable es un almacén eficaz y eficiente en todos sus procesos. Un almacén que mejora la productividad a través de su gestión. Un almacén rentable es aquel que optimiza el uso del espacio, acorta recorridos, elimina desplazamientos, reduce tareas que no agregan valor y evita manipulaciones innecesarias. En resumen, es un almacén que mejora constantemente.

    “La mejora es infinita”


    Tiempos, recorridos, manipulaciones y espacio. Reducir unos y aprovechar al máximo otros nos proporciona rentabilidad de almacenaje. Los procesos ineficientes erosionan el nivel de servicio, destrozan los márgenes, impiden la recurrencia del cliente, generan gastos, no aportan valor, aumentan el dimensionamiento de la mano de obra y dificultan mucho cumplir con las expectativas del cliente actual.

    Estamos en uno de los mejores momentos para abordar la transformación de nuestros almacenes. Ofrecer una amplia gama de productos y servir al cliente de forma inequívocamente óptima con almacenes de dimensiones modestas es perfectamente posible hoy. El único secreto está en la gestión del inventario, trabajar con flujos tensos, a demanda, colaborando con proveedores, etc.

    En este post veremos algunas medidas que podemos abordar dentro de nuestras instalaciones y que bien aplicadas, obtienen resultados notables a medio plazo e incluiremos al final, otras que requieren algo más de tiempo e inversión.

     

    Medidas para gestionar eficaz y eficientemente el almacén

     

    • Definición de la unidad de carga.

    Es la base del aprovechamiento óptimo del espacio de almacenaje. Todo comienza definiendo dimensiones y peso de la unidad de carga que vamos a manejar. El tipo de estanterías a utilizar, su distribución de alturas y longitudes de largueros y módulos, el layout en general, los elementos de manutención necesarios, etc. necesitan que los datos logísticos de la unidad o unidades de carga que vamos a manejar estén bien definidos.

    Si recibimos una amplia cantidad de formatos por parte de nuestros proveedores y está en nuestra mano, lo mejor es definir una o varias medidas estándar que vengan conformadas desde origen. Si no, la mejor opción es definirla de manera que cubra un amplio espectro de necesidades de nuestro almacén, y que mantenga el equilibrio entre la manipulación necesaria para conformarla (la menor posible) y el mejor aprovechamiento de la altura y superficie de almacenaje.

    El objetivo es, para una gran mayoría de casos, no tener que manipular la unidad de carga y en casos excepcionales o bien deberemos agrupar bultos más pequeños o rebajar los más grandes hasta conformar un estándar.

     

    • Definición de los sistemas de almacenaje.

    Con la eterna disputa entre maximizar la agilidad o la capacidad. Para aprovechar al máximo el espacio tendemos al almacenaje de alta densidad, pero sin desprendernos de la agilidad de su manejo. Si tenemos que elegir, elijamos agilidad.

    Un almacén de alta densidad y gran capacidad sin agilidad es un almacén con dificultades para dar servicio al cliente, es decir, inútil o poco rentable.

    Sin embargo, un almacén con poca capacidad, pero muy ágil es un almacén eficiente que puede ser muy operativo, aunque nos obligue a mantener un flujo demasiado tenso.

     

    • Definición de las ubicaciones.

    La gestión de las ubicaciones debe responder a las siguientes caracteristicas:

    • Monorreferencia.
      Preferiblemente deben ser ubicaciones monorreferencia. Es muy importante que cada mercancía tenga su propia ubicación única siempre que sea posible. Las ubicaciones multirreferencia obligan a perder tiempo buscando o comprobando la SKU correcta y dan demasiado margen al equívoco. Esto en picking a veces ocurre y provoca enormes retrasos acumulados, porque cada operario que acude a cada ubicación, se ve obligado a elegir entre siete u ocho referencias diferentes que además pueden tener aspecto físico parecido.
    • Codificación.
      Que debe ser lo más sencilla posible (si pueden ser de tres coordenadas mejor: estantería, posición longitudinal, altura) y que se identifique cada ubicación de forma única e inequívoca, para lo que cada identificador debe estar bien colocado en su larguero.
    • Ubicación de las referencias.
      Deberemos tener presentes las siguientes indicaciones:

      • Accesibilidad
        Las referencias de mayor venta, mayor valor, margen o rotación deben estar colocadas en lugares preferentes, de gran accesibilidad y próximos a los lugares clave bien de expedición, bien de acondicionamiento último del pedido. Esto reduce desplazamientos y el tiempo de recorrido lo que aumenta la eficiencia de cada proceso y reduce costos de mano de obra.
      • Organización.
        Siguiendo un criterio lógico como el ABC. Muchos almacenes se manejan con exceso de personal, no tanto porque sus movimientos o volumen de ventas así lo requieran, sino por la cantidad excesiva de recorrido que hay que hacer para alcanzar las referencias solicitadas causado por una distribución caótica o mal diseñada. Aparte del exceso de personal el flujo de mercancías pierde eficiencia.

    Si te interesa este tema, quizás te pueda ser útil nuestro ebook gratuito, "El  libro blanco del SGA", sobre la gestión avanzada de almacenes.

    • Digitalización.

    Una forma de hacer rentable el almacén es ayudarse de los sistemas de software SGA que no son sino herramientas diseñadas para gestionar las existencias. Un software SGA mejora la productividad de múltiples maneras. En primer lugar, el software nos permite la localización inmediata de cualquier referencia evitando pérdidas y tiempos de espera que no agregan valor, buscando. Nos permite mantener un inventario cíclico y continuo de las existencias lo que mejora su visibilidad y control evitando pérdidas y despilfarros como un sobre stock o una rotura por desviaciones en los datos.

    Además, sus sistemas de lectura e identificación de códigos evitan tener que comprobar y recomprobar cada paso, aseguran que cada etapa se supera de la forma adecuada, evitando errores y mejorando notablemente nuestro lead time y aumentando el nivel de servicio.

    Gracias a la información que recibimos del sistema podemos mejorar enormemente la productividad en tiempo real. El software, manejando gran cantidad de indicadores del rendimiento (KPIs) puede ayudarnos a definir las características logísticas óptimas de la unidad de carga, nos permite replantearnos mejoras en nuestros sistemas de almacenaje, manejar diferentes códigos de ubicación y por supuesto redistribuir cada referencia para que siempre se mantengan altos niveles de rendimiento y eficiencia en toda la instalación.

     

    • Sistemas de apoyo a la preparación de pedidos.

    Las estanterías dinámicas de picking con roldanas ofrecen almacenamiento de alta densidad y una gestión FIFO tremendamente eficaz, además de una rápida gestión del picking más cuando se equipan con sistemas de apoyo como un pick to light o pick voice.

    Trabajar el picking por oleadas por zonas, por ejemplo, trabajando las referencias de gran volumen separadas de las de pequeñas dimensiones o de mucho peso, para disgregarla en los pedidos a posteriori agiliza mucho la gestión sobre todo de productos y familias de mucha variabilidad. Además, facilita y agiliza enormemente la expedición.

     

    • Automatización.

    Si trabajamos con un sistema producto a operario, que selecciona inequívocamente la referencia solicitada, que nos brinda la oportunidad de identificar cada referencia y etiquetar las unidades de carga a la entrada, que las ubica aprovechando al máximo el espacio disponible y que las localiza y desubica en tiempo récord, que las traslada al punto de uso y nos permite rendimientos de cientos o miles de líneas por minuto, hablamos de automatización.

    Podríamos decir que si el ROI lo justifica es la forma óptima de optimizar los recursos del almacén. La automatización tiene muchos condicionantes” en su haber, pero una vez realizado el estudio, si los números salen, es evidente que una automatización parcial o total consigue hacer más rentable el almacén ya que ataca justo donde más les duele a las ineficiencias: los despilfarros. Un automatismo proporciona almacenaje de alta densidad, recorridos cortos, errores apenas existentes, desplazamientos casi nulos, tiempos ajustados, gestión con apenas mano de obra y rendimientos óptimos y constantes.

     

    Conclusiones

    Un almacén que identifica cada referencia que recibe, que las ubica sin apenas manipulación, aprovechando cada hueco de cada ubicación, que localiza sin problema cada una de sus referencias y las mantiene accesibles, permitiendo su rápida preparación y expedición, es un almacén rentable, un almacén que simplemente cumple con su cometido.

    Las oportunidades de mejora surgen de la creación, recopilación y manejo de la información existente. Este es el secreto de la rentabilidad de cada operación y de la eficiencia de la instalación en general. Un software SGA nos proporciona toda la que necesitamos.

    Las alianzas comerciales con otros eslabones de la cadena mejoran la gestión y la rentabilidad del almacén, pero son medidas que obtienen resultados a largo plazo. Dentro de las fronteras del almacén hay muchas mejoras que podemos aplicar utilizando una sencilla cinta métrica, obteniendo resultados en menor plazo.

    Sin depender de nadie, más que de nosotros mismos, podemos aumentar la densidad de almacenamiento para aprovechar el espacio, ajustar las alturas de nuestras estanterías, cambiar las que sea necesario por unas de gestión o capacidad más eficientes, digitalizar la gestión, reubicar las referencias y conformar unidades de carga mejor adaptadas a nuestras necesidades de almacenamiento entre otras.

    Un almacén puede ser un activo rentable, sólo depende de cómo lo gestionemos.

     

    EBOOK GRATIS: El Checklist con las claves para elegir SGA

    También te pueden interesar...

     

    inversion rentable cadena logistica

    como_automatizar_almacen

     

     

    Juan Cisneros

    Escrito por: Juan Cisneros

    Experto en gestión de almacenes Inteligentes - Lean Wharehousing - 5S - Formador LEAN.

    Temas relacionados:. Logistica y Almacenes SGA

    ERP CLOUD PRIVADA VS ERP CLOUD PÚBLICA ¿QUÉ ES UN ERP? Y SU IMPORTANCIA HOY EN DÍA

    ¿Te ha gustado? Puedes compartirlo en tu red social favorita. ¡Gracias!


    También puedes agregar nuestro blog a tu Feed de RSS para mantenerte informado