Categorías del Blog

    Si deseas consultar un artículo de un tema o categoría concreta entra en: Categorías del BLOG DATADEC.

     

    Subscríbete a nuestro Blog

    Si te parecen interesantes los contenidos de nuestro Blog, puedes subscribirte gratuitamente y te enviaremos todas las novedades que publiquemos.

    ¿Te ha gustado? Puedes compartirlo en tu red social favorita. ¡Gracias!


    También puedes agregar nuestro blog a tu Feed de RSS para mantenerte informado

    21 Apr 2022

    10 BENEFICIOS DE UN ALMACÉN AUTOMATIZADO

    10 BENEFICIOS DE UN ALMACÉN AUTOMATIZADO*

    Entre los beneficios de una gestión de almacén eficaz se encuentra la posibilidad de un almacén automatizado. Una confusión muy extendida cuando hablamos de almacén automatizado es pensar inmediatamente, en un único tipo de automatismo: los robots. Sin embargo, un almacén automatizado es cualquier almacén en el que se realizan tareas automatizadas, no necesariamente todas las que realiza una sóla persona. Veamos un ejemplo: una tarea automatizada por la mayoría de nosotros es la de conducir. Conducimos de forma automática porque realizamos tareas estandarizadas, continuas, regulares y repetitivas. Trasladado al ámbito del almacén veremos que, en general, un almacén automatizado es cualquier almacén que esté guiado por un software de gestión de almacén, como son los programas SGA.

    Bueno, cualquiera, cualquiera, no. Podemos precisar algo más esta definición diciendo que sería cualquier almacén bien gestionado y guiado por un software de gestión de almacenes. Dado que como siempre decimos un software es una herramienta y puede estar instalada, pero mal utilizada o deficientemente parametrizada y no conseguir que el almacén se comporte como un almacén automático. Si el almacén está bien gestionado y su herramienta de software bien configurada y correctamente utilizada, los beneficios se pueden disfrutar a corto plazo y de forma duradera.

    EBOOK GRATIS: El Checklist con las claves a valorar en la elección de SGA

    De hecho, podemos evaluar los beneficios de un almacén automatizado desde la perspectiva de funcionamiento por comparación con los almacenes no automatizados. Veremos que, algunos de sus beneficios, son muy tangibles, pero otros, como los que tienen que ver con la eliminación de las pausas por diferencias de criterio o la reducción drástica de conflictos de opinión o por formas de trabajar individualistas, se disfrutan y manifiestan igualmente, pero son algo menos medibles.

     

     

    Beneficios de los que disfruta un almacén automatizado

    1.- Operaciones secuenciadas correctamente.

    El problema de los almacenes no automatizados es que sus operaciones son gestionadas por humanos que, dada la limitación de los sentidos, nunca pueden tener una visión completa de todo lo que ocurre en cada punto del almacén. El software de un almacén automatizado se encarga de que cada operación sea ejecutada en el orden adecuado, por la persona adecuada, sin necesidad de intervención humana o con una intervención mínima. Tiene en cuenta multitud de factores simultáneamente como la carga de trabajo de cada operario, la zona de desempeño, el perfil predefinido, la necesidad del cliente interno, puntos de reposición, etc.

    2.- Sin pausas. Comunicación en tiempo real.

    Otro beneficio derivado del anterior es la ausencia de pausas. Cada perfil sabe lo que debe hacer en cada momento sin necesidad de tener que preguntar o averiguar qué tarea es la que debe ejecutarse, incluso cuando la tarea cambia, por ejemplo, de reposición a ubicación. El software de gestión de almacenes es el encargado de comunicar con cada terminal y asigna una tarea tras otra de forma clara, sin pausas y sin tener que hacer averiguaciones.

     

    3.- Cada operario ve sólo la información que necesita.

    El punto anterior es posible porque el software de gestión de almacenes sólo muestra la información necesaria para ejecutar cada tarea. Evita distracciones, exceso o falta de información, y facilita mucho cada tarea simplificándola a una o dos instrucciones visibles (actual y siguiente) que se van sustituyendo en el terminal a medida que se avanza en su ejecución.

     

    4.- Simultaneidad.

    A diferencia de los sistemas manuales, los sistemas automáticos permiten simultaneidad en las tareas o procesos. Un ejemplo donde puede verse claramente es en la preparación de pedidos por oleadas y el posterior picking de desconsolidación. Para un sistema tradicional la preparación del pre-picking y el picking posterior son tareas que deben ejecutarse una detrás de la otra, es decir, primero se termina el 100% de la oleada y luego se empieza el picking.

     

    simultaneidad

     

    Sin embargo, para una gestión de almacén automatizada, el picking de desconsolidación puede comenzar en el momento que tenemos SKU suficientes provenientes de la oleada, para empezar a desconsolidar el primer pedido.

     

    picking

     

    El software de gestión de almacenes controla que haya SKU suficientes para empezar su clasificación por pedidos y lanzará la orden correspondiente. Además, el momento de lanzamiento de la orden, puede configurarse, por ejemplo: “no empezar la clasificación hasta que en la oleada no hayan SKU suficientes como para poder clasificar tres pedidos”.

    sku

     

    Este es solo un ejemplo explicativo donde puede verse gráficamente a qué nos referimos con simultaneidad, pero el verdadero potencial de una gestión de almacén automática es que mantiene la simultaneidad en el 100% de sus tareas y procesos.

     

    5.- Sistemas que evitan el error.

    Un almacén automatizado cuenta con sistemas poka-yoke que evitan que el error se produzca. La lectura del código de barras de la SKU que garantiza que sea la correcta, la lectura de matrículas de cada palé o de la ubicación en que se trabaja son solo algunos de ellos. Otros sistemas propios del funcionamiento guiado como el sesgo y tratamiento de la información, la estandarización, el manejo de los KPIs y la asignación de tareas son otros sistemas que disminuyen la posibilidad de error o facilitan su mayor control.

     

    6.- Estandarización de procesos.

    Que cada tarea se ejecute de la misma forma por todos y no a criterio de cada operario. Uno de los principales desperdicios en un sistema productivo es la variabilidad. En un almacén se traduce en que “cada tarea depende del criterio unipersonal de quien realiza el trabajo”. En un almacén automatizado la uniformidad en las acciones es el criterio imperante, dado que depende de la configuración del software para cada tarea. Existe una opción única, que además resulta ser la más eficiente. Ejecución uniforme, calidad uniforme.

     

    7.- Reducción de conflictos.

    Una consecuencia de la que hablamos poco, pero que debemos poner en valor es la ausencia de conflictos de criterio debido a la automatización. Sí, el ambiente laboral también mejora y por tanto es un beneficio evidente del almacén automatizado. Hacer más con menos esfuerzo, sin errores y sabiendo que hay una única forma de actuar otorga gran seguridad en el personal operativo que siente que realiza un trabajo más profesional y tan profesional como el de sus compañeros.

     

    8.- Facilidad para abordar nuevos retos.

    Otro intangible favorecido por la automatización es la facilidad para planificar el futuro basándonos en datos procesados, es decir, en información. Dado que todo el mundo conoce la forma de trabajar, sus límites y capacidades precisos, resulta mucho más sencillo y eficaz planificar nuevos objetivos e incluso su logro. Los datos quitan o dan razones, las reuniones se acortan y todo el sistema gana eficiencia.

     

    9.- Agilidad para los cambios de tareas o zonas.

    Tengamos presente en todo momento que un software se dirige desde su cuadro de mando. No hay una forma más ágil de asignar funciones y tareas no automatizadas, dado que las que estén en modo automático se ejecutan sin tener que asignarlas directamente. Para el resto de tareas incluidas las extraordinarias, la asignación manual es libre pero siempre entre los perfiles permitidos según la tarea, y podemos cambiarlas o reasignarlas desde el cuadro de mando con un simple “clic”.

     

    10.- Robotización.

    Como no, uno de los beneficios de la gestión de almacén automatizada es tanto la posibilidad de robotizar el almacén o parte de él, como la sencillez de hacerlo dado que únicamente debemos intercambiar tablas de datos del software existente con el robot. Algo que la inmensa mayoría de softwares tienen previsto. Además, gracias a la información que nos aporta el software, podremos decidir con seguridad el tipo de robot, el proceso que debe robotizarse y el momento en que debemos hacerlo, además de poder calcular las mejoras previstas de dicha optimización.

     

    Conclusiones

    Debemos distinguir entre almacén inteligente, almacén automático y almacén robotizado. El almacén inteligente es aquél que está gestionado de forma inteligente con o sin software, el almacén robotizado es aquél que cuenta con automatismos robóticos para determinadas acciones, y finalmente el automático es aquél que se gestiona de forma automática, es decir, mantiene una gestión de almacén guiada por un software.

    Los mayores beneficios, los que más pronto aparecen y se mantienen en el tiempo de una gestión de almacén automática son la disminución drástica de los errores de ejecución, seguido de una ausencia de tiempos muertos en todos los operativos, debido a que cada operario sabe qué tiene que hacer en cada momento y al siguiente, sin tener que consultar a nadie que no sea su propio terminal. Existe otro beneficio intangible que es consecuencia de lo anterior y es la eliminación de las disputas por diferencias de criterio o de formas de trabajar tan presentes en nuestros almacenes.

    La facilidad para establecer procedimientos es otro de esos beneficios, ya que las tareas vienen determinadas por un software y en la mayoría de las ocasiones, reconfigurar el programa crea una nueva forma de trabajar relativamente fácil de implantar, por ejemplo, trabajar el picking por oleadas y cambiar a multipedido.

    Nunca debemos perder de vista que automatizar un almacén siempre implica implantación y manejo de herramientas, por lo que su resultado dependerá en gran medida del factor humano, es decir, de quién y cómo implante y maneje dichas herramientas.

    EBOOK GRATIS: El Libro Blanco del SGA. todo lo que necesitas saber sobre el sistema de gestión de almacén

    *Vector de mercancia creado por vectorjuice - www.freepik.es

    También te pueden interesar...

     

    6 automatizaciones almacenaje mercancias

    8 tendencias gestion almacenes

     

    Juan Cisneros

    Escrito por: Juan Cisneros

    Experto en gestión de almacenes Inteligentes - Lean Wharehousing - 5S - Formador LEAN.

    Temas relacionados:. Logistica y Almacenes SGA

    CÓMO UN SOFTWARE ERP FAVORECE LA MEJORA DE LA PRODUCTIVIDAD LA IMPORTANCIA DE LA LOGÍSTICA DE ALMACENAMIENTO